Queremos jardines comestibles y agroecológicos

Si pensamos en un jardín clásico, posiblemente imaginemos un espacio verde, con plantas herbáceas y leñosas. Un lugar hermoso, cuidado, donde relajarnos y disfrutar en contacto con la naturaleza.

Si pensamos en un pequeño huerto familiar, visualizaremos una zona dedicada a la producción de hortalizas, más o menos variadas, con cierto orden…Un lugar en el que trabajamos la tierra para autoabastecernos de alimentos.

¿Y si los combinamos? ¿Conoces los jardines comestibles? ¿Sabes lo que es un huerto-jardín? Efectivamente, esta modalidad consiste en integrar los beneficios y utilidades de ambos conceptos. Si tenemos un jardín, podemos incorporar el cultivo de hortalizas y otras plantas comestibles o medicinales. Si tenemos un espacio dedicado a huerto, podemos rediseñarlo para que sea más estético y acogedor.

Cuando creamos un jardín comestible o un huerto-jardín, nos enfrentamos al reto de hacer compatibles diferentes usos en un mismo espacio. Pero a nosotros eso nos sabe a poco…también queremos hacerlo de forma sostenible y saludable. Apliquemos los principios de la agroecología: fomentemos la biodiversidad, evitemos las sustancias tóxicas o contaminantes, elijamos especies autóctonas o con características ecológicas de interés en nuestros diseños.

Creando espacios multifuncionales

Si aplicamos el enfoque agroecológico, o tenemos en cuenta los criterios de diseño de la permacultura, uno de los objetivos que perseguiremos es que cualquier elemento desempeñe varias funciones. Cuando trasladamos esto a un jardín comestible:

  • Procuraremos que nos ofrezca diferentes servicios de interés: producción de alimentos variados y otras materias primas, funciones estéticas, descanso y esparcimiento, creación de microclimas, recursos educativos, cuidado de nuestra salud y condición física, mejora de la calidad ambiental, fomento de la biodiversidad, ¿se te ocurren otros?
  • Buscaremos esta multifuncionalidad no solo en el jardín o huerto en su conjunto, sino también en cada uno de los elementos. En el caso de las plantas, hay multitud de ellas que son muy polivalentes. Entre las funciones de los vegetales encontramos, entre otras: alimenticia, condimentaria, medicinal, fomento de la fauna auxiliar, ornamental, fertilización, control de la erosión, barrera física, creación de microclimas, o prevención de plagas y enfermedades en los cultivos. Tendremos también en cuenta que otros elementos sean de utilidad para más de una cosa: por ejemplo una vermicompostera nos ayuda a reciclar residuos orgánicos, nos proporciona abono, es un perfecto recurso educativo, e incluso las propias lombrices, si así lo deseamos, pueden servir de alimento para otros animales como las gallinas.

No tengo sitio para un huerto…¿seguro?

Disponer de una parcela en la que sembrar y cultivar tu huerto-jardín es el sueño de muchas personas que aspiran a una vida más sostenible y autosuficiente, sin embargo frecuentemente no todas tendremos acceso a este recurso. Pero…¿tal vez tienes un balcón o terraza? ¿una azotea? ¿un patio? Si es así, anímate a montar tu macetohuerto ecológico. Además de proporcionarte alimentos embellecerá tu hogar, creará más biodiversidad y vida en la ciudad, y supondrá una actividad de ocio y aprendizaje muy enriquecedora.

Por otro lado, a menudo tenemos la mala costumbre de andar en solitario. Y así las cosas suelen quedar fuera de nuestro alcance. ¿Por qué no fomentamos y demandamos espacios en las ciudades para tener más huertos urbanos y jardines comestibles colectivos? Disponemos de muchos espacios infrautilizados que podrían servir para ello, tanto públicos como privados. Si tenemos un lugar que podamos compartir de alguna manera ¡hagámoslo! Si surge un proyecto de huertos urbanos comunitarios ¡apoyémoslo! Y si no encontramos nada, busquemos a otras personas interesadas y movilicémonos para hacer nuestro deseo realidad.

Cultivemos juntos una vida más sostenible

Con este artículo pretendemos animaros a sembrar biodiversidad y a ganar autosuficiencia siempre que tengáis la oportunidad. Queremos fomentar la creatividad y la sostenibilidad en los jardines ¡hay mucho más allá del césped! Soñamos con ciudades, pueblos y campos repletos de huertos-jardín. Imaginamos espacios biodiversos, hermosos, abundantes, sostenibles, saludables, compartidos, resilientes. Por eso desde nuestro proyecto ofrecemos a quien lo desee servicios y acompañamiento para su huerto o jardín. Y también por eso disfrutamos, aprendemos y nos motivamos tanto con todo lo que muchas personas compartís con nosotros: experiencias, plantas, semillas, momentos, dudas, camino…

Suscríbete al boletín

Estarás al día de nuestras novedades, experiencias y consejos prácticos.

Gracias por suscribirte a nuestro boletín :)